martes, 9 de diciembre de 2014

LAS ALCACHOFAS



LAS ALCACHOFAS




 
La alcachofera, alcachofa o alcaucil (Cynara cardunculus var. scolymus),1 entre otro numerosos nombres vernáculos, es una planta cultivada como alimento en climas templados. Pertenece al género Cynara dentro de la familia Asteraceae.

La alcachofa alcanza de 1,4 a 2 metros de altura. Vuelve a brotar de la cepa todos los años, pasado el invierno, si el frío no la heló. Echa un rosetón de hojas enteras hasta profundamente segmentadas aunque menos divididas que las del cardo y con pocas o ninguna espina. Las hojas tienen color verde claro en el haz y en el envés están cubiertas por unas fibrillas blanquecinas que le dan un aspecto pálido. Tanto el rabillo de la hoja como la vena principal tienen costillas longitudinales muy salientes.

Cuando la planta entallece, echa un vástago más o menos alto, rollizo, pero también costilludo y asurcado con cada vez hojas más escasas y menos divididas a medida que estén más altas en dicho tallo. En su apex, y en algunas divisiones laterales, traen unas cabezuelas muy gruesas, las alcachofas, cubiertas de numerosas brácteas coriáceas, en la base de las cuales está lo tierno y comestible. Al florecer, endurecen mucho dichas brácteas y no se pueden aprovechar para comer, aunque no rematen en espinas como la de los cardos.

Información extraída de: Wikipedia – Alcachofa 
 

Una buena Alcachofa tiene hojas compactas, aspecto lleno y reseco, buena simetría y calor oscuro brillante. Cuando esta excesivamente madura se abren sus pétalos, las puntas se tornan duras y espinosas y el centro de la alcachofa tiene un color rosado oscuro o purpura. 


Receta:  Alcachofas en Salsa Golf.